En el cráter de un volcán

Ya fui al “campo de los dioses” con mi pequeño hijo Luis Enrique. Fue mágico. Él quería conocer un volcán y lo pude llevar al Teoca. Fuimos a grabar un campo de futbol trazado en el interior del cráter. En donde el silencio es aplastante. En donde se habla y al momento de que uno calla en verdad desaparecen los sonidos. Ese agujero tiene cientos de historias. Ahí los cuatreros escondían el ganado robado. Los zapatistas hicieron del Teoca un punto estratégico en su guerra de guerrillas. Y hasta dicen que ha sido pista de aterrizaje para naves de otros mundos.

El Teoca es fundamental para la vida de los capitalinos. Más allá del futbol y del sinfín de historias, es aquí donde se recargan los mantos acuíferos del sur de la ciudad de México. Es a escasos kilómetros donde todavía podemos encontrar lo que creíamos perdido. Fue enorme poder ver a un gavilán volar encima de nosotros. Al acecho, sin temor, majestuoso con sus alas extendidas y encendidas por el sol de medio día. El olor del campo, la humedad, el frío que revitaliza, las hierbas utilizadas desde tiempos prehispánicos. Un guisado sensacional preparado con pescado de agua dulce mezclado con tomatillos verdes, chile pasilla y algunas otros ingredientes que son el secreto de la receta familiar de los Rocha.

Es otro tipo de gente, muchos con señores bigotes así como los de los zapatistas. Mujeres trabajadoras que nunca dejan desamparado el hogar a pesar de lo que sea. Un pueblo devoto a Santa Cecilia, porque ella es la patrona del lugar y que a su vez es la patrona de los músicos. Santa Cecilia Tepetlapa, uno de los 14 pueblos de Xochimilco, un lugar a las faldas de ese cerro que en su nombre indica que es la casa de los dioses, porque eso significa Teoca. Lugar de coyotes en donde aseguran que cada atardecer los aullidos anunciaban la noche y que si el coyote se mordía la cola tras el anuncio el mensaje cifrado quería decir que seguían siendo muchos los que andaban por ahí.

Llegamos al Teoca un 22 de diciembre de 2009 y le pude cumplir a mi niño su desafiante petición, llevarlo a conocer el cráter de un volcán y de paso me encontré con ese campo de futbol, el campo de los dioses.

Blaugrana-azulgrana

Ilusiones más, ilusiones menos; se sabía de antemano que el resultado sería en contra pero se pudo pensar que el gigante podía caer con el tiro certero de un mortal. Atlante lanzó la roca y acertó. El uno a cero duró 25 minutos tensos, inciertos, con suposiciones y con escenarios imaginarios que se esfumaban con el blaugrana de la playera de Goliat.

El equipo del pueblo mostró carácter. Se amarró a sus alcances pero falló y le abrió la puerta a la realidad. Barcelona empató, remontó y se adornó sin abusar de un rival digno pero chico a su lado.

Pep Guardiola fue cortés, y su equipo valiente, tal vez por deferencia a Rafa Márquez porque el rival era mexicano y sin duda alguna, el chico consentido de La Masia optó por no aplastar a un equipo de un país que también tiene una gran número de blaugranas. Incluso, no sabemos si así sea, Guardiola debería suponer que la comunidad catalana en México adoptó al Atlante por simple asociación de colores y por algunas coincidencias en sus respectivas historias.

Este 16 de diciembre de 2009 tuve el honor de vivir el tercer partido entre blaugranas-azulgranas en el Orfeo Catalá de la ciudad de México. Una parte de Cataluña es este lugar. Eran casi las diez de la mañana mientras que en los Emiratos Árabes el sol estaba por terminar su jornada. Lejano lugar para volver a encontrarse.

La primera ocasión que Barcelona y Atlante se enfrentaron fue en 1937. Los catalanes, en medio de la guerra civil, atravesaron el Atlántico en el vapor Mexique para reunir fondos. Fue una gran aventura de la que algunos expedicionarios no volverían a casa porque adoptaron a México como su nuevo hogar. Incluso Vantolrá, acabaría vistiendo el azulgrana mexicano.

Contra los prietitos jugaron el 27 de junio y los derrotaron dos por uno. Uno del Pato GUal, otro de Vantolrá y por Atlante anotó el Trompo Carreño.

El Mundial de Clubes es un torneo relámpago. Tan vertiginoso que apenas da tiempo de asimilarlo. Si ni el Real Madrid, el Milán o el Manchester han podido con el Barcelona, por qué creer que el Atlante podría tumbar al mejor equipo del mundo. Pero eso es lo divino del juego.
En 1964, Barcelona volvió a jugar en México. Esta vez Atlante tomó la delantera pero al final, se selló un empate a dos goles.

El argentino Carlo Chavaño anotó el primero de los dos. lo tiene fresco en la memoria. Simplemente disparó a gol y la pelota entró. Al final acabarían igualados en el marcador. Sobre el presente, el veterano azulgrana señaló que a pesar de la derrota, Atlante mostró sus credenciales. Sin embargo, para él, lo lamentable fue medir al Hobbit Bermudez con los grandes culés. Al pequeño jugador atlantista no le alcanzó la talla.

Todos los asistentes a la tertulia eran azulgranas. Los miembros de la peña barcelonista en México, convocados por Don Jaime Romagosa, son apasionados incodicionales del equipo culé, pero también seguidores del Atlante por asociación. Por eso hoy se contuvieron. Se alegraron de que ganara el Barca, pero "también queríamos que ganara el Atlante", dicen con rareza.

El partido ha sido histórico. Un hombre que en apodo lleva al equipo de sus amores sabía de antemano que el momento era esplendoroso pero la realidad aplastante. Raúl Gutiérrez guardó la esperanza, ahora es tiempo de dar una fría explicación. “Pudo haber jugado mejor el Atlante” asegura el Potro, sin embargo, la derrota no fue sorpresiva como sí lo fue la gran actuación de Rojas, quien ya se ha ganado un capítulo aparte en esta historia.

Fue así como se pudo vivir este tercer encuentro histórico entre dos equipos azul y grana. Uno que manda en el futbol moderno y otro que no deja de escribir páginas en su antiguo libro de historias.

(En la foto: Enrique Ballesteros, Carlo Chavaño, Raúl "Potro" Gutiérrez y Don Jaime Romagosa)

Más del Atlante vs. Barcelona


Un video magnífico, recomendación de Armando Barceló, de la gira del Barcelona por México en 1937.

Barcelona y Atlante se enfrentaron en 1937

Por 15 mil dólares y los gastos de estancia en México, en abril de 1937, el Barcelona aceptó atravesar el Atlántico para disputar una serie de partidos en México y los Estados Unidos. En la imagen se retratan los aventureros el día que partieron rumbo a América.
Dieciséis jugadores, un delegado (Rossend Calvet), míster Patrick O'Connell (el entrenador), Modesto, el güarura, y el atleta catalán Ángel Mur, quien se estrenaría como masajista viajaron a América.
La guerra civil en España tenía ahorcadas las finanzas blaugranas. Ya llevaban perdidas 177 mil 663 pesetas y los socios avalaron la aventura transoceánica.
Estos fueron los hombres que emprendieron la expedición blaugrana. Iborra, Babot, Zabalo, Argemí, Fernando García, Balmanya, Escolà, Vantolrá, Gual, Tache, Munlloch, Pedrol, Urquiaga, Rafa, Pagés y Bardina.
Era la segunda fuerza del Barcelona. Había un antecedente en la que había brincado el charco el equipo titular y no les había ido nada bien.
Este equipo blaugrana llegó a Veracruz, el 7 de junio de 1937 a bordo del buque de vapor Mexique.
Para el día 20, debidamente aclimatados, los Culés jugaron contra el América y perdieron dos a cero.
El 27 de junio le ganaron al Atlante, dos por uno. Aquí reproduzco la crónica de El Mundo Deportivo, escrita por Gómez W. Roldán.

Futbol
El Barcelona a Méjico
Ayer ganó al
“Atlanta(e)” por
2 a 1
Los azul-grana hicieron
una brillante exhibición
de juego
México. —Se ha celebrado el segundo partido del Barcelona, que ha jugado contra el Atlante, ante un público numerosísimo, que se calcula en unas 28.000 personas.
El encuentro ha sido muy reñido y los jugadores españoles han hecho un excelente juego, triunfando por 2 goals a 1.
El Barcelona ha dominado, pero la defensa mexicana ha actuado con acierto, anulando los ataques del equipo catalán.
Vencedores y vencidos han sido ovacionados por el público que ha tributado nuevamente al Barcelona grandes demostraciones de simpatía.
El primer tiempo del match terminó con empate a 1 y en el segundo los españoles marcaron el goal de la victoria.
Fue en el segundo tiempo, cuando la clase y la voluntad de victoria del Barcelona se puso más de manifiesto, dando lugar a fases del juego de gran emoción.
Los marcadores de goals fueron Escolá y Munlloch, mientras el tanto mejicano fue logrado por Samedo (Este dato es confuso, no existe ningún jugador del Atlante con ese apellido).
El arbitraje bueno, cortando a tiempo algunas jugadas demasiado vivaces para mantener la tónica caballerosa en que se ha desarrollado el encuentro.
La colonia española ha recibido el triunfo del Barcelona con gran satisfacción y el tercer partido es esperado con una expectaci6n grande. — Gómez W. Roldán.

NOTA: La crónica anterior tiene datos incorrectos. El investigador Armando Barceló cruzó varias publicaciones mexicanas y obtuvo información precisa. Barcelona ganaba dos a cero con goles del Pato Gual y Martín Vantolrá. El árbitro Zavala expulsó al Gavilán García del equipo culé y afectó al espectáculo. Juan Carreño hizo el tanto del Atlante. En cuanto tengamos mas datos los compartiremos con ustedes.

El 4 de julio despacharon al España, 5-4, en intenso duelo. Al Necaxa, campeón mexicano, lo doblaron, 4-2, el 11 de julio y dos a uno el día 18. El Asturias les dio con todo el 25 de julio. Cinco a uno perdieron los catalanes. Cobraron revancha con el América con un tres a dos el 1 de agosto. Y disputaron dos partidos contra la selección mexicana. En ambos cayeron los visitantes. Cinco a dos el 15 de agosto y tres a uno el día 22. Después partieron hacia el norte, aunque algunos volverían para quedarse.
En México llovieron ofertas por los catalanes y se quedaron Urquiaga, García, Gual, Iborra y Pedrol. También se quedó Martín Vantolrá porque, literalmente, por cuestiones del corazón. El Maestro pasó por la vicaría, el extremo derecho se enamoró de la sobrina del General Cárdenas, a la sazón presidente de México y se casaron.
Esta gira duró cuatro meses. También pasaron por los Estados Unidos. En Nueva York se jugó contra una selección de Brooklin, otra de Nueva York, otra de Estados Unidos y el equipo Hebraic. Y en total disputaron 13 partidos. Ganaron 9 y perdieron los cuatro restantes. Anotaron 36 goles y recibieron 30.
Antes, el Barcelona había ganado el Campeonato de Catalunya 1935-36.
También triunfaron los colores del club en el Torneo de la Liga Mediterránea que disputaron los clubs Girona, Levante, Granollers, Español, Gimnàstic, Valencia, Castellón y el propio Barcelona, todos ellos de la zona republicana.
Así fue el paso de un equipo rebelde que atravesó el océano por una noble causa: la libertad.

El primer futbolista mexicano



En medio de la locura de esta ciudad se dejan a un lado las historias antiguas. Particularmente las que tienen que ver con el futbol.

Vayamos a Tacubaya. En la casa, que desde hace tiempo ocupan los rusos como embajada, hay un pasado que nos conduce hacia nuestro personaje. Jorge Gómez de Parada Buch, el primer futbolista mexicano de la historia.

Aunque Don Juan Cid y Mulet, en su gran Libro de Oro del Futbol Mexicano, resalta a David Islas como el primer nacional que jugara al futbol, estas crónicas de The Mexican Herald de 1903, rastreadas por el investigador Armando Barceló, confirman que Gómez de Parada ya había debutado cinco años antes que el jugador del Pachuca.

Ahora estamos a las afueras del Club Deportivo Chapultepec. Aquí escribió su nombre en la historia.

Gómez de Parada, nacido en 1885, perteneció a una de las familias más antiguas de México.

Su hijo Fernando nos habló del "Viejo" o "Papá Coco" como le llama él con la nostalgia picando cada milímetro de su piel y que nos contagia esa urticaria emocional.

Jorge Gómez de Parada, estudiaba en Inglaterra. Ahí conoció el futbol como se muestra en esta imagen de él, con el balón a sus pies.

En sus vacaciones, jugaba con el Reforma Athletic Club, equipo en el que fue campeón de goleo en la temporada 1909, y donde también obtuvo la liga y la prestigiosa copa Tower.

En 1911 le regalaron la propiedad de Tacubaya como dote de bodas. Era la casa de la antigua hacienda de Santa Catarina del Arenal, o mejor conocida como la Hacienda de la Condesa. Como Gómez de Parada era arquitecto, la mandó restaurar quedando el palacete como lo podemos observar en estos momentos. Estas eran tierras de su propiedad.

En la parte trasera de la residencia acondicionó un campo de futbol, una alberca y un frontón. Ahí entrenó el México de San Pedro de los Pinos, que, reforzado por de Parada y por algunos ingleses, salió campeón en 1912 y nuestro personaje el líder de los goleadores por segunda ocasión.

El México inmortalizó su hazaña con una foto tomada dentro de la casa y en donde también posa el perro consentido de Gómez de Parada. En la imagen se aprecia el trofeo que conquistaron aquella vez, pero es mucho más emocionante verlo ahora, en manos de su hijo.

Para 1920 dejó el futbol y se convirtió en promotor absoluto del deporte. Fue miembro del comité olímpico internacional de 1924 a 1927. Y jugó polo viajando por Europa durante muchos años. Llegó a competir contra el mismo Rey de España, Don Alfonso XIII.

El primer futbolista mexicano murió en enero de 1965, luego de disfrutar su última cena de año nuevo con sus camaradas del Reforma Athletic Club y su linaje persiste hasta nuestros días.

La Policía anda tras el balón

Juegos simultáneos. Llenos de entusiasmo, pasión y coraje.
De alguna manera hay que sacar las tensiones que el deber propicia porque todos los que disputan el balón en estos, los llanos de la Magdalena Mixhuca, son elementos de la policía de la ciudad de México.
El futbol es un buen remedio para que los guardianes de la ciudad mantengan la cordura en medio de la maraña de problemas que a diario se enfrentan.
Sigamos a uno de ellos, al número once, Omar Rodríguez. Hace unos días lo ascendieron a policía segundo y tiene en los genes la vocación de vigilar las calles de la ciudad.
En estos momentos son las tres de la tarde. El día de Omar empezó antes de que saliera el sol.
Trabajan turnos de 12 horas por 24 de descanso. Policías como él patrullan y buscan prevenir el delito y mantener el orden.
Al terminar su turno, se desarma y una vez a la semana, junto a sus compañeros de sector, acude a cumplir un deber menos arriesgado. El jefe Crespo les ha encomendado que ganen el trofeo para Coyoacán.
Fuerzas especiales, de rescate, la policía bancaria, los granaderos y hasta un equipo del agrupamiento femenil disputa el torneo de policías más grande, por lo menos, de Latinoamérica.
Ahora se ha llegado a la mitad de la competencia y los augurios para Coyoacán son buenos. La recompensa para el equipo campeón será el haber cumplido la misión y tendrá la oportunidad de medir sus fuerzas con el primer equipo del Pachuca.
El partido ha terminado y los policías volverán a las calles, para seguir vigilando.

El Campo de los Dioses

En uno de los 14 pueblos de Xochimilco hay un hermoso campo de futbol. Sin duda es el único en la ciudad de México, y tal vez en el mundo, que se encuentra en el interior del cráter de lo que alguna vez fue un volcán. En la imagen se aprecia lo que les relato. Es una cancha enclavada en el Cerro Teoca.


Este cerro está ubicado en el pueblo de Santa Cecilia Tepetlapa. Dice Wikipedia que el lugar no tiene altos índices de delincuencia, ni de adicciones. Su población actual es de aproximadamente 10,000 habitantes. El lugar es generalmente fresco. En invierno, en virtud de que está unos 100 metros por encima del promedio del Valle de México, alcanza temperaturas por debajo de las que se registran en la parte inferior del valle. En noviembre son cotidianas las heladas. El principal cultivo es el maíz, aunque también hay árboles frutales como manzanos, duraznos, perales, tejocotes y limones. También hay cría de ganado vacuno y porcino, ovejas y gallinas. Todavía hay áreas arboladas en los alrededores, un lugar en particular, el cerro Teoca, es un paseo para quienes les gusta ejercitarse caminando entre los árboles, y comer al aire libre.
Si algo puede manchar la reputación del lugar es que ahí fueron capturados, en julio de 2009, los miembros de una de las bandas que secuestró a Alejandro Martí, en donde habían establecido una casa de seguridad.


Pocos son los datos que se tienen sobre el pueblo de Santa Cecilia. Se cree que el poblado se formó a instancias de los misioneros franciscanos por los años 1704 y 1707. Se dice que a los primeros pobladores se les dotó de unas fracciones de tierra llamadas "Caballerizas", donde los nuevos moradores sembraban maíz, fríjol y habas.
El poblado de Santa Cecilia está ubicado al pie del volcán Teoca que podría significar "Lugar donde habitan los dioses". Por simple asociación podemos llamar a esta cancha "El Campo de los Dioses".

Jabulani

Con dos viejos conocidos y el dueño de la casa

México apareció en el grupo A, junto a Sudáfrica, el anfitrión. Fue el primer misterio develado y así inició el clímax del sorteo de la Copa del Mundo. Luego se sumó Uruguay y como obsequio del destino, y sin manos de por medio, la gran selección francesa completaría el primero de los ocho conjuntos que competirán por ser el mejor del planeta.
Sudáfrica, México, Uruguay y Francia son rivales a partir de ya. Nos toca abrir el torneo contra el dueño de la casa el de julio de 2010. Luego vamos con los galos y cerramos con los aguerridos uruguayos que sufrieron para llegar al mundial en un escenario en el que México, si no corregía el rumbo a tiempo, pudo haber terminado.
Con los charrúas nos hemos enfrentado una vez en Copas del Mundo, aquel cero a cero en Inglaterra 1966 que enmarcó el retiro de Antonio “La Tota” Carbajal. Con Francia se escribió la historia al celebrar el primero de todos los partidos mundialistas, precisamente en Uruguay, y en 1930. También en 1954 nos batimos contra los galos y en 1966, al grito de “Borja, no falles”, se disputó un partido de categoría más.
Así, entonces, al Tricolor le tocará disputar el partido inaugural de la Copa del Mundo Sudáfrica 2010, primera que albergará un país del continente negro, precisamente frente a los anfitriones. El encuentro se realizará el 11 de junio en Johannesburgo.
El segundo partido para los pupilos de Javier "Vasco" Aguirre será el 17 de junio frente a los galos, quienes calificaron vía repesca en Europa con la polémica de la mano de su delantero Thierry Henry ante Irlanda, choque a disputarse en Polokwane.
Y cerrará la primera ronda contra los charrúas el 22 de junio en Rustenburg.